Defienden indígenas embarazadas su derecho a la educación


Luego de que un funcionario de su comunidad dijera que era una «vergüenza que mujeres embarazadas estudien, siendo que ellas solo sirven para la cocina»
Sandra de los Santos
Tuxtla Gutiérrez
Mujeres indígenas, algunas de ellas embarazadas, de la comunidad de Nichnamtic del municipio de San Juan Chamula pidieron al Gobernador del Estado, Manuel Velasco Coello garantizarles su derecho a la educación luego de que funcionarios de localidad les impidieran realizar su ceremonia de graduación del nivel básico.
En un documento enviado al Ejecutivo del Estado así como otros funcionarios, 67 mujeres indígenas manifestaron su indignación porque en una asamblea, celebrada el pasado 26 de mayo en la que asistieron unos 400 pobladores, el presidente del patronato de agua, Domingo Gómez Díaz; el ex alcalde de San Juan Chamula, Manuel Gómez Castellanos y Marcelo Hernández López ,agente auxiliar, las ofendieron.
Vergüenza que mujeres embarazadas estudien, siendo que ellas solo sirven para la cocina” les dijo Domingo Gómez Díaz a las mujeres en la asamblea, quienes pedían un espacio para celebrar su ceremonia por haber concluido su nivel de secundaria en el Instituto Estatal para la Educación de los Adultos (IEA).
Domingo Gómez Díaz fue acusado por las indígenas de “alboratar” a sus esposos y a toda la comunidad para que no pudieran realizar su ceremonia de graduación y condenarlas por continuar sus estudios.

image

“Debe de existir un trato igualitario hacia las mujeres, ya que aparte de ser madres trabajadoras y ocuparnos de nuestros hogares, decidimos estudiar por nuestro propia cuenta porque ya no queremos ser ignorantes y analfabetas, sino que deseamos de todo corazón poder brindar un futuro mejor a nuestros hijos para mejorar la calidad de vida” argumentaron en su escrito.
Las indígenas aclararon que no solo se trata de un espacio para poder realizar su graduación, sino de que el Estado garantice su derecho a la educación y la igualdad de género.
Las 67 mujeres que firmaron el documento exigieron al gobierno del estado realizar las acciones pertinentes para garantizar que las autoridades de su localidad se abstengan de realizar actos que contravengan estos derechos básicos.
El municipio de San Juan Chamula se ubica a unos 120 kilómetros de la capital del estado. En este lugar, que nunca ha tenido autoridades constitucionales o tradicionales mujeres, se han presentado diferentes conflictos religiosos y políticos.

Leave a Comment