Prevalece subregistro de feminicidio en el mundo


CimacNoticias

México

Alrededor de 66 mil mujeres son asesinadas por razones de género cada año en todo el mundo, pese a ello sólo 160 países cuentan con leyes que sancionan la violencia de género y no todas incluyen la tipificación del feminicidio.

En el panel “Asesinatos de mujeres por razones de género, incluido los feminicidios” –realizado durante la 57 sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés)–, representantes de la ONU consideraron que la inacción de las autoridades contribuye a la perpetuación de la alta tasa de feminicidio a nivel global.

Rashida Manjoo, relatora especial de Naciones Unidas sobre la violencia contra las mujeres, consideró que la falta de investigaciones, así como de juicios y sanciones por actos de violencia de género, crea un entorno de impunidad y de poca confianza en el sistema judicial de los países. Lo que transmite el mensaje de que las agresiones contra las mujeres son aceptadas y toleradas.

De acuerdo con el informe 2012 de Rashida Manjoo, retomado en el evento, de 2004 a 2009 los asesinatos dolosos de mujeres representaron la quinta parte de las víctimas totales de homicidio.

Por su parte Michelle Bachelet, aún directora ejecutiva de ONU Mujeres, denunció que las mujeres y niñas siguen siendo las principales víctimas de violencia en muchos países, sumado a ello que son revictimizadas cuando piden justicia y no se les garantiza.

feminicidios1La ex presidenta de Chile consideró que hay una “cifra negra” de feminicidio, ya que en la mayoría de los países no se han diseñado protocolos de registro adecuados para contar con cifras clasificadas, lo que impide conocer la magnitud de la violencia.

Bachelet urgió a los gobiernos a fortalecer los sistemas de justicia, capacitar tanto a jueces como a policías para eliminar los estereotipos y los prejuicios que existen hacia las mujeres.

Insistió en la creación de marcos jurídicos adecuados y exhaustivos para que mujeres y niñas vivan libres de violencia, por lo que los países que no lo han hecho deben tipificar de manera urgente el feminicidio.

Como estrategia para detener este tipo de violencia, Bachelet planteó la intervención temprana de la policía en la atención e investigación de los tipos de violencia en sus etapas iniciales, es decir, cuando se presenten lesiones de bajo grado o incluso denuncias de amenazas.

El personal judicial debe desarrollar su capacidad de respaldar la evaluación del riesgo al que están expuestas las mujeres, para dar medidas de protección adecuadas y que eviten que las agresiones y violencia constantes puedan terminar en el asesinato de una mujer.

Del mismo modo, recalcó que las autoridades deben garantizar a las sobrevivientes y a sus familiares atención integral, así como fomentar cambios en las actitudes, creencias y comportamientos que perpetúan la violencia con el fin de prevenirla.

Leave a Comment