Aumenta flujo de migrantes en Arriaga


José Rivera/ARR.- Miles de centroamericanos partieron del municipio de Arriaga, a través del tren carguero el pasado sábado, en donde se pudo apreciar que fue uno de los días de mayor número de afluencia.
A pesar que se tenía contemplado que el número de migrantes había bajado considerablemente en el municipio de Arriaga, el pasado sábado fue histórico, pues miles de centroamericanos se reunieron en las vías, esperando la salida de la bestia de hierro, donde hombres, mujeres y niños se encontraban en la parte alta de los vagones.
Según los mismos maquinistas, desde muy temprana hora se observó como cientos de migrantes indocumentados se encontraban en la ciudad, algunos pidiendo apoyos económicos, ropa y alimentos, para aguantar la travesía más peligrosa, que es la de Oaxaca, lugar donde han sufrido asaltos y secuestros por parte de la delincuencia organizada.
Muchos de estos visitaron la casa albergue del migrante, atendidos por el párroco Heiman Vázquez Medina, así como de las oficinas de los consulados que están en las orillas de las vías, donde han sido atendidos con alimentos y orientados sobre los posibles peligros que atraviesan.

Migrantes enfrentan múltiples riesgos: Heyman Vázquez

El tren ayuda a migrantes a realizar el tramo más peligroso del viaje. Foto: José Rivera.

El tren ayuda a migrantes a realizar el tramo más peligroso del viaje. Foto: José Rivera.

Riesgos de asaltos, abusos, secuestros, reclutamientos forzados y homicidios: este es el escenario que en este 2011 enfrentarán los miles de migrantes indocumentados que buscan llegar a Estados Unidos a través de la frontera con México, expuso Heyman Vázquez Medina, director de la Casa del Migrante Hogar de la Misericordia, ubicada en el municipio de Arriaga.
El sacerdote Heyman Vázquez, integrante de la Pastoral de la Movilidad Humana de la Iglesia Católica en México, dijo que desde octubre de 2004, en que abrió el albergue para proporcionar a los migrantes hospedaje, alimentación, apoyo espiritual e información respecto a los peligros del camino, ha visto agudizarse la situación de vulnerabilidad.
Narró que fue hace aproximadamente cuatro años cuando empezaron a recopilarse los primeros testimonios sobre grupos dedicados a la delincuencia organizada en México que realizaban secuestros y homicidios masivos, como el de Tamaulipas en agosto pasado.

Sabemos lo que nos espera, pero seguimos adelante

“Salimos el 28 de mayo de nuestro país para hacer un futuro, para ayudar a nuestra familia, para mantener a los hijos. Nuestra mira es llegar a Estados Unidos aunque allá no nos quieren. Sabemos de los peligros pero le pedimos a Dios que nos proteja”, explican mientras esperan en la Casa del Migrante de Arriaga la salida del tren.
Roberto Natarén Perin, de 23 años de edad, de San Pedro Sula, Honduras, lleva tres años como migrante. Salió de su país en 2008, dice que ha llegado tres veces a Estados Unidos, de donde ha sido deportado y encarcelado seis meses en Texas por reincidir en adentrase a ese país de forma ilegal, pero dice que no le importa las veces que lo detengan: “Aquí no tengo familia, sólo quiero vivir allá de por vida” concluyó.

Leave a Comment